sábado, 28 de diciembre de 2013

Un seguro para tu perro

Tener un perro conlleva afrontar ante todo una responsabilidad, para posteriormente evitar riesgos innecesarios. Los seguros de mascotas se encuentran a la orden del día, y son de suscripción obligatoria para los propietarios de razas consideradas como potencialmente peligrosas, a tenor de lo estipulado en el artículo 2 y en el anexo I de la Ley 50/1999, que regula el régimen jurídico para la tenencia de animales potencialmente peligroso.

Probablemente, lector, pensarás que la raza de tu mascota, al no corresponder con los enumerados en tal ley, está exenta de suscribir seguro. La mala noticia es que si resides en la Comunidad de Madrid o en el País Vasco, la suscripción es de carácter obligatorio. De otro modo, desde Seguros de coche y más, te aconsejamos suscribir una póliza para tu perro para evitar imprevistos innecesarios, ya que tú, propietario, eres civilmente responsable de las travesuras de tu perro, desde destrozos en mobiliario urbano, hasta lesiones a terceros (animales o personas), en base al artículo 1905 del Código Civil. Podemos, de lo contrario, afrontar una responsabilidad civil especialmente alta, lo que se complicará si andamos faltos de liquidez.

Más allá de la posible responsabilidad civil, nos podemos enfrentar a una sanción penal, en base al artículo 631.1 del Código Penal, por dejar suelto a nuestro perro, si se encuentra catalogado como animal potencialmente peligroso.



A la hora de contratar un buen seguro para tu perro, habrá que estar muy atento a la famosa "letra pequeña", para cerciorarnos de las coberturas menores con las que nuestro seguro protege al perro (mordeduras, arañazos, causación de accidentes de tráfico), y sobre todo si el seguro sigue protegiendo aun si la persona que pasea al perro es distinta del propietario.

Estos seguros pueden cubrir diferentes aspectos:
- Cobertura de sacrificio y eliminación del cadáver.
- Cobertura de indemnización por fallecimiento accidental o robo del animal.
- Cobertura de responsabilidad civil.
- Cobertura de reembolso por:
                    · Gastos de residencia por hospitalización del propietario.
                    · Gastos de localización por pérdida.
                    · Gastos por asistencia veterinaria.



Los requisitos para contratarlo:
                    · Tener al perro censado e identificado.
                    · En caso de perro potencialmente peligroso, presentar los permisos correspondientes.
                    · Cumplir con el calendario de vacunas (moquillo, parvovirosis, hepatitis y rabia).

A día de hoy, la mayoría de entidades aseguradoras prevé el aseguramiento de nuestras mascotas, todo será cuestión de decidir cuál se acerca más a nuestro criterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.